‘Fake news’ o el fin del idilio entre redes sociales y empresas

Per | 17/05/2018

+ info: ethic

Recientemente, investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) decidieron analizar la repercusión de las noticias falsas, conocidas globalmente como fake news. Puesto que el hábitat natural por el que se propagan son las redes sociales, circunscribieron el estudio a la que tiene más tráfico, Twitter. La conclusión superó sus expectativas: las noticias falsas se compartían casi el doble que las verdaderas, con un impacto que podía llegar hasta los 100.000 usuarios. Una información veraz en Twitter, según el análisis, raramente alcanza a más de mil personas.

El año pasado, el número de fake news se triplicó respecto a 2016, lo que ha generado graves daños reputacionales a instituciones y compañías, según el estudio de tendencias en gestión de reputación e intangibles Approaching the Future que anualmente elabora Corporate Excellence junto a Canvas y que este año ha contado, además, con la colaboración de la Asociación de Directores de Comunicación, Dircom.

El estudio también recoge que un 65% de la ciudadanía a escala global recibe la información a través de plataformas de redes sociales, motores de búsqueda o aplicaciones de noticias, y la confianza en los medios de comunicación tradicionales ha descendido del 64% al 22%. Esto en un escenario en el que el 63% de las personas reconocen no ser capaces de distinguir entre las noticias verdaderas y los rumores o falsedades.